Admin2 octubre 26, 2017 No hay comentarios

Una planificación puede agregar o quitar valor a una PyMe.

Para que la misma agregue valor es necesario hacer participar al equipo de la compañía, el proceso tiene que estar conducido por un Profesional en Negocios y Finanzas, y, por sobre todas las cosas, la PyMe tiene que tener una visión clara y compartida sobre lo que quiere llegar a ser.

Puntos clave para lograr una buena planificación:

  1. Visión clara y compartida: El CEO o Director Ejecutivo de la PyMe tiene que tener bien en claro lo que quiere llegar a ser en el largo plazo. Esto se llama “Visión”. Es muy importante definirla para luego transmitirla a todos los miembros de su compañía.
  2. Definir Metas y Objetivos: Con la planificación establecemos metas y objetivos en: ventas, compras, producción, almacenes, logística, post-venta, marketing, administración y finanzas. Por ello la importancia de hacer participar al personal clave de cada área de tu compañía, con el fin de establecer objetivos y metas en consenso. Es muy importante el conocer la estacionalidad del negocio, los productos y servicios ofrecidos, tener bien en claro el modelo de negocio, conocer bien los tiempos de tu negocio o también llamado los ciclos operativos y de efectivo (plazo medio de producción, de venta, de cobranza y de pago).

Luego con ello, el Profesional en Negocios y Finanzas o CFO (Director en Finanzas), podrá realizar proyecciones económicas y financieras.

  1. Manejo del Riesgo y la Incertidumbre: En este punto es importante preguntarnos “¿Qué pasa si …?” Esta pregunta nos lleva a dar dinamismo a la planificación ya que nos permite imaginar escenarios probables alternativos. De esta simulación surgen cursos de acción posibles o estrategias.

Por ejemplo alguna modificación o mejora en el modelo de negocio, en las fuentes de financiamiento, en el gerenciamiento de los recursos financieros (cash management), en la planificación fiscal (Tax Planning), etc.

Si te interesa profundizar estos aspectos para tu Pyme y ganar en competitividad, contáctanos a info@consultoraconecta.com

Ejemplo de estrategias que podrían surgir de una buena planificación:

En el contexto actual, de Argentina (octubre de 2017), con una buena planificación financiera podemos lograr fondos a costos subsidiados por el Estado sin ponernos en estrés financiero. Ya que si hoy podemos determinar donde aplicar el dinero, el rendimiento que nos dará dicha inversión (en capital de trabajo, activos fijos, proyectos nuevos), el flujo de fondo proyectado de la inversión, el tiempo de recupero, su riesgo y sus momentos, desde “hoy” podemos comenzar a armar el plan de negocio y todo el legajo que nos pide el o los programas públicos en cuestión para fondearnos (en promedio, a los 180 días desde que ingresa el legajo al programa estatal).

Incluso esta estrategia de financiamiento que es a los 180 días, en promedio, se puede anticipar a costos razonables mediante el Aval de una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR, si te interesa profundizar en esto contáctanos a info@consultoraconecta.com). Gracias a esta figura podemos acceder a fondos en 30 o 45 días, en promedio, en mejores condiciones en comparación a si fuera la PyMe sola a pedir financiamiento (se logra menor tasa, mayor tiempo y capital).

Luego cuando sale el financiamiento a costo subsidiado por el Estado se puede hacer reemplazo de una deuda por otra, con el fin de optimizar el costo del capital.

En materia fiscal también se puede optimizar el costo de los impuestos mediante decisiones que agregan valor a la compañía de la mano de la planificación fiscal (Tax Planning).

Por ejemplo, si se desea aumentar la venta y producción en el ejercicio que estamos planificando y para ello necesitamos una máquina que nos permita producir mayor cantidad de producto en menor tiempo y costo, a la misma la podemos adquirir mediante la figura del leasing. De esta forma se permite la amortización acelerada del bien y podemos optimizar la carga de impuesto a las ganancias en su consecuencia.

Otro ejemplo de planificación aplicada a los impuestos es que mediante la correcta determinación de los periodos de alta actividad o ventas  y los de baja venta pero de altos costos y gastos podemos establecer o modificar las fechas de inicio y cierre del ejercicio a los fines del balance fiscal, desde el punto de vista de las sociedades. Ya que de esta forma, por efecto de la inflación siempre se reduce el impuesto a las ganancias si los beneficios se reconocen al inicio del ejercicio (primer trimestre, “1Q”) y las pérdidas, de ser posible, al final del ejercicio (último trimestre, “4Q”).

Conclusión: De esto surge, para que el proceso de Planificación Agregue Valor en una PyMe tiene que existir una visión clara y compartida, se tiene que hacer participar al equipo y este proceso tiene que estar guiado por un Profesional en Negocios y Finanzas o CFO (Director Financiero). Por ello desde Consultora Conecta (www.consultoraconecta.comle permitimos a las PyMes tener soluciones que les ayuda a aumentar su rentabilidad y a ganar más dinero, a un costo acorde para las pequeñas y medianas compañías.

Deja un comentario